Me encanta este video, sobretodo porque fomenta que dejemos las muletillas atrás y seamos auténticos para poder llegar a las personas que sufren.